domingo, 16 de diciembre de 2007

the moths

Image Hosted by ImageShack.us



Si tienes un rato que perder, es fácil acabar encontrando más de una joya que no conocias en alguno de los mil y un blogs de internet.
Entre esas joyas, sólo alguna se queda enganchada al ordenador, y luego en qualquier otro sitio en forma de cd-r. Alguna de esas joyas ocultas son imposibles de encontrar como no sea en alguna reedición.
"Heron's daughter" de los Moths tiene una reedición en cd, pero ni soñeis encontar el disco original.


Image Hosted by ImageShack.us




1) hay dias que un disco de folk lleno de bongos y flautas pueden sacarte de casi cualquier sitio y a la vez mantenerte allí donde estés.

2) hubo una época en que las versiones no eran una cosa para colocar en la cara b de un single o para acabar un concierto o lo que sea. Se ponian en los discos largos y no se si seria motivo de alegria, pero en todo caso tampoco era raro que esas versiones acabasen tirando del carro del disco. Otros tiempos con menos cinismo, imagino. El disco de los Moths está lleno de versiones: 4 de Bert Jansch, una de Dylan, otra de Tim Buckley, otra de Incredible String Band. Ni siquiera son gente desconocida, y aún así, uno no tiene la sensación de escuchar un disco de versiones.

3) los Moths se formaron en la universidad inglesa de Hull. Hicieron pocos conciertos y ni siquiera continaron al finalizar sus estudios

4) el disco se grabó en un dia de junio de 1970 y sólo se presaron una docena de copias. A saber la de discos preciosos cuyas doce copias se perdieron como lagrimas bajo en la lluvia.

5) Hay algo en la voz que me mata. Una especie de tristeza a la vuelta de la esquina. Y no sólo es la voz. Eso es algo que no suele pasar en los discos de bongos y flautas

el enlace:

http://rapidshare.com/files/2390441/M69.zip